Donar es más Difícil

Lunes, 18 Agosto   

Las concesiones fiscales por donativos caritativos proporcionan beneficios para ambos los donantes y su entidad no lucrativa favorita. El Servicio de Rentas Internas (IRS) determina que no es así, o en términos oficiales encuentra que los artículos donados tenían “un valor monetario mínimo”, la entidad fiscal no reconocerá la deducción.

El cambio fue motivado por las sospechas del IRS de que muchos contribuyentes estaban reclamando un valor excesivo por artículos que debieron haber sido tirados a la basura, en vez de ser donados a una entidad benéfica. La base para este cambio inició hace un par de años cuando el IRS descubrió fraudes en la tasación de vehículos donados. En el pasado, era necesario solicitar un recibo o cualquier certificación de la entidad benéfica sólo si el donativo era de $250 dólares ó más.

Ahora, por una donación en efectivo de cualquier cantidad, es necesario tener una factura que avale la ofrenda. Esta factura debe tener el nombre de la entidad beneficiaria, la fecha y la cantidad del donativo. También podrías utilizar una copia del cheque cancelado. Si hiciste tu donativo con una tarjeta de crédito, el estado de cuenta de la misma podría ser un comprobante válido. Muchas entidades benéficas ya proporcionan un recibo por donativos en efectivo, sin importar la cantidad.