Inmigrantes declarando impuestos más que nunca

Lunes, 18 Agosto   

El martes próximo se vence el plazo para declarar la renta del año pasado y es una época en la que millones de inmigrantes ilegales cooperan con una agencia federal, la de impuestos, mientras tratan de evadir otra, la de Inmigración y Aduanas.

Muchos de ellos guardan la esperanza de que el pago de los impuestos les ayude cuando pidan la residencia. Los críticos consideran que es absurdo que el gobierno coopere con ciudadanos a los que debe perseguir y deportar.

Según los detractores, esta práctica legitima la presencia de los inmigrantes ilegales.

“La palabra esquizofrenia se me viene a la mente”, dijo Marti Dinerstein, presidente de Asuntos Inmigratorios, una empresa de investigación que promulga un trato más duro contra la inmigración ilegal. “Definitivamente estamos mal en este tema”.

El departamento de impuestos del gobierno creó en 1996 un número de identificación tributaria para aquellos extranjeros que no tienen seguridad social pero que deben rendir impuestos en Estados Unidos. Sin embargo, dicha tarjeta está siendo cada vez más utilizada para presentar impuestos, solicitar crédito, abrir una cuenta bancaria e inclusive comprar una casa.

El departamento emitió 1,5 millones de esas tarjetas en 2006, un incremento del 30% respecto al año pasado. Los poseedores de éstas generaron impuestos por 50.000 millones de dólares entre 1996 y 2003. La agencia no tiene los mecanismos para determinar cuántos fueron inmigrantes, pero se cree que la mayoría de las personas que usan esas tarjetas están en el país de forma ilegal.